Los secretos

Viñedo

Bodegas Imperiales posee un total de 21 has de viñedo propio de la variedad Tinta Fina en los términos de Aranda de Duero y La Aguilera. Así mismo controla otras 80 has, de la misma variedad, repartidas entre los pueblos de Gumiel de Izán y la Aguilera. De todas ellas se obtendrá la uva para la elaboración de nuestros vinos lo que nos permite tener un conocimiento y control total del viñedo durante todo su ciclo vegetativo, y de esta forma conocer en todo momento la calidad de la uva y su estado de madurez óptimo antes de su llegada a bodega.

Toda la plantación está formada en vaso, como se hacía tradicionalmente en esta región. Las edades del viñedo están comprendidas entre los 15 de los más jóvenes hasta los más de 100 años, de viñas prefiloxéricas plantadas en el año 1900. Al tratarse de un viñedo tan antiguo, está repartido en numerosas parcelas con diferentes tipos de suelos (arenosos, calizos, franco-arcillosos). Esto nos permite obtener uvas, que aún tratándose de la misma variedad, son totalmente diferentes debido a ese carácter que les imprime su terruño particular.

La densidad de plantación media se sitúa entre las 1.500-2.500 cepas por hectárea. Con todo esto conseguimos una producción por hectárea de entre 2.000 y 4.000 Kg de uvas. Llegando incluso a los 1.000 kg por hectárea en los viñedos más antiguos, lo que supone prácticamente uno o dos racimos de uva por cepa.

Todas las labores de poda y recolección se realizan de forma manual. De este modo, en la época de vendimia, se realiza una importante selección en campo de la uva que va a ir a la bodega.

Español | English

Aviso Legal